El carbonero

 



¿Por qué leña?

  • Texto cedido por J.M. Benayas

    El fuego como sistema de calefacción es casi tan antiguo como la existencia del hombre. El uso del fuego y su control ayudo a la evolución de la especie y palio los duros inviernos de nuestros progenitores.

    Historiadamente la leña ha sido el método mas tradicional de calefacción, aunque su utilización a cielo abierto siempre resto eficacia y poder calorífico.

    Con la llegada de los hogares cerrados, primero en barro y piedra y más tarde en fundición se comenzó a aprovechar la verdadera potencia calorífica de la leña.

    Actualmente si enumeramos las ventajas del uso de leña como calefacción es mezclar elementos físicos con sentimientos y decoración.

    La calefacción con leña es:

    - Es un elemento combustible sin poder de explosión.
    - Alto poder calorífico.
    - Imagen afectiva ligada al ambiente hogareño. (Verdadero calor de Hogar)
    - Alto poder de fascinación visual. (¿Quién no disfruta frente al fuego?)
    - Afecta a sentidos como el olor, la vista y el oído. ( El olor de la encina y el crepitar de las llamas, unido a la magia del balanceo de las llamas es un espectáculo que seduce a todos.)
    - Precio razonable e incluso gratis en zonas rurales.
    - Su precio no esta sujeto a monopolios y contribuimos a la limpieza de montes, con lo cual contribuimos a: Evitar incendios forestales y contribuimos a dar puestos de trabajos en los entornos rurales.
    - Poder de reunión. ¿Quien no tiene la imagen de una familia o grupos de amigos reposando y charlando junto al fuego?
    - Estos sentimientos se definen con una sola palabra “fuegoterapia”.
    - Alto grado decorativo.

    Aspectos Importantes a tener en cuenta con una calefacción de leña.

    - La leña para poder ofrecernos sus mas altas cotas de poder calorífico ha de estar liberada de su mayor parte de humedad. Para ello es importante respetar los tiempos de secado que tendrán que ser un mínimo de 12 meses.
    - Es importante tener claro el punto donde vamos a ubicar nuestra leña. Preferiblemente buscar un espacio, cercano a nuestra calefacción, a ser posible cubierto, con ventilación y de fácil acceso para su descarga.
    - Tener en cuenta que las maderas mas duras como, la encina y el roble en buenas condiciones de secado aportan mayor poder calorífico que una madera blanda y verde.
    - La madera verde, con un alto grado de humedad reduce su poder calorífico, es difícil de encender y su combustión producen condensación y alquitrán en los conductos.

    ¿Qué sistema elegir?

    A la hora de elegir un sistema de calefacción con leña ya sea, como único sistema o quizás como apoyo a otro sistema de calefacción en días fríos deberemos tener en cuenta estos aspectos.

    1º.- Si tenemos una chimenea ya instalada en casa, la decisión de colocar un insert será una decisión acertada.
    Este aparato convertirá nuestra vieja chimenea en un verdadero motor de calefacción. Su instalación es sencilla, con una pequeña preinstalación eléctrica y unos ladrillos refractarios para realizar el cerramiento, tendremos preparado nuestro sistema de calefacción.
    Con un insert podemos alcanzar hasta unas potencias de 9kw, siendo su capacidad de calentar hasta 150 m2 en una casa bien aislada.

    2ª.- Si no disponemos de chimenea y no podemos instalarla, la instalación de hogares con salida de humos controlada y de colocación exterior es una buena opción.
    Actualmente el mercado dispone de miles de modelos, desde los mas simples de chapa, pasando por las estufas de hierro fundido, algunas incluso con horno, giratorias, etc y con un sin fin de acabados en colores y materiales. La colocación es simple, debemos de buscar una ubicación correcta en la estancia, cercana a una pared con salida al exterior, realizar un agujero del diámetro de los tubos de conducción de salida de humos y conectarlos a ella.

    3º ¿De que tiempo disponemos?
    Actualmente todos vivimos en un mundo de desenfreno, con miles de actividades que realizar diariamente y la calefacción de leña (no nos engañemos) da trabajo, motivo por el cual no deberíamos de descartar su instalación, pues son mas las ventajas que los inconvenientes.
    Pero para los que disponemos de poco tiempo y deseamos tener un sistema de calefacción con leña, la instalación de una caldera o estufa de biomasa es la mejor opción.
    Las estufas de biomasa se auto alimentan del combustible, podemos programarlas para que su encendido sea en el momento que deseemos y su limpieza es cada varios días.
    Las estufas de biomasa nos dan todas las ventajas que la leña convencional pero con una amplia comodidad y un escaso mantenimiento. Una alternativa muy interesante para el uso de leña en grandes ciudades. En nuestra sección Mundo biomasa publicaremos mensualmente las novedades que se vayan produciendo en este sector, en materia de calderas, estufas y combustibles.

    4º El uso de la leña como apoyo a otros sistemas de calefacción.
    Cada día son mas las personas que optan por vivir en casas unifamiliares cercanas a las grandes ciudades. Este tipo de viviendas, generalmente cuenta con una preinstalación o instalación de calefacción. Instalaciones normalmente de gas que suponen un tremendo gasto a la hora de calentar una vivienda de varias plantas y que esta llevando a las familias a optar por el sistema de calefacción de leña como apoyo al gas. Y no solo por el tema económico, si no por que en días fríos el apoyo de la calefacción de leña es la mejor alternativa para crear un ambiente de hogar, pues de todos es sabido que una vez que desconectamos la caldera de gas o bajamos el termostato, las calorías del hogar se reducen en pocas horas, aspecto que no sucede con la calefacción de leña. La instalación de insert y estufas de biomasa son la mejor alternativa para las familias que deseen reducir sus GAStos en viviendas unifamiliares.

     





 





 






666 917 322 - 925 103 944
Horario de atención al público: Lunes a viernes de 08:00 h. a 20:00 h. Sábados de 08:00 h. a 14:00 h.