El carbonero

 



Preguntas frecuentes y dudas

  • Combustibles Para Chimeneas

    Texto cedido por J.M. Benayas

    Antes de abastecer una chimenea, es importante conocer los combustibles que podemos utilizar y cual nos conviene según sea nuestra chimenea.

    Cada combustible, tiene sus propias particularidades y es importante conocer y diferenciar el tipo de combustible que utilizamos, de ello dependerá el éxito a la hora de una buena combustión.

    En función de si la chimenea es abierta o cerrada y entendemos por cerrada las que en su interior tienen incorporado un hogar o recuperador de calor, podremos utilizar con mayor o menor eficiencia energética un tipo u otro de combustible.

    Para las chimeneas abiertas lo más recomendable es utilizar maderas duras que palien la cantidad de calor que se escapa por el tiro de la chimenea.

    En las cerradas, tanto las maderas duras como los diferentes productos que se comercializan en forma de briquetas van correctamente para este tipo de aparatos. Algunos incluso pueden quemar carbón de Antracita, pero no en todos los modelos y siempre que este adaptado o sea recomendado por el fabricante, nunca en otra circunstancia.

    Las Maderas

    Cada madera quema de manera diferente, por lo que es importante conocer las cualidades de unas y de otras. Las madera duras se utilizan para mantener el fuego encendido y para proporcionar calor por el contrario las blandas como el pino se usan para el encendido de la chimenea y para avivar el fuego en un momento determinado si se necesita.

    Las maderas duras incluyen todas las especies de frondosas, normalmente de hoja caduca; Roble, nogal, fresno, arce (abedul), olmo, haya, etc., tienen un buen rendimiento; y entre su poder calorífico y la duración de su combustión, dan un calor radiante y mucha brasa que se mantienen largo tiempo incandescente.

    Las mejores son: Encina, roble, fresno, arce, abedul, olmo, haya. Si se desea un fuego vivo y rápido escogeremos el abedul, que permite producir un fuego vivo y rápido que se ahoga avivando un lecho de brasas. El pino y el abeto contrariamente al convencimiento general, no proporcionan mucho calor, pertenecen a las madera blandas que tan solo se usan para los encendidos.

    Cada comunidad autónoma tiene una especie autóctona que va bien para la chimenea y que suele ser la más útil y recomendable por precio y proximidad, un ejemplo claro es la utilización del naranjo en la comunidad Valenciana.

     






 





 






666 917 322 - 925 103 944
Horario de atención al público: Lunes a viernes de 08:00 h. a 20:00 h. Sábados de 08:00 h. a 14:00 h.